6 Consejos para elegir la ropa de cama perfecta

Ah, ropa de cama, esa gran protagonista y a la vez tan desconocida… Le pedimos mucho a este elemento fundamental en nuestros dormitorios. Queremos que sea cómodo, fácil de limpiar y bonito; después de todo, marcará la pauta para toda la habitación.
Consejos elegir ropa de cama perfecta

Índice del artículo

No cabe duda de que le pedimos mucho a nuestra ropa de cama. Pero, ¿cómo eliges la mejor ropa de cama para ti, dadas las aparentemente infinitas opciones disponibles? 

Dado que la persona promedio pasa un tercio de su vida en la cama, deberíamos prestar más atención a los materiales con los que dormimos todas las noches. La misma ropa de cama no funciona para todos, cada persona puede tener preferencias específicas en la ropa de cama que pueden ayudarles a dormir mejor. Los tipos de ropa de cama pueden diferir según la ubicación de la persona, ya sea en Galicia o en Canarias, según la época del año o, según el tipo de sueño de cada uno.

Hoy te quiero ayudar a elegir la ropa de cama perfecta para tu dormitorio así que aquí hay seis consejos para seleccionar el conjunto perfecto.

Edredón vs Colcha

Es la prenda principal que cubre tu cama y te mantiene abrigado por la noche. Hay dos opciones principales para esto: una ropa de cama que se usa para envolver un relleno, como un edredón de plumas, y una en la que el relleno se cose en la funda, convirtiéndola en una sola pieza. 

Los edredones ofrecen la ventaja de ser más fáciles de limpiar sin ocupar toda la lavadora, como suele suceder con una colcha, aunque cualquiera que haya intentado volver a colocar un edredón en una funda nórdica sabrá que no es lo más fácil de hacer. Quizás el mayor beneficio de una funda de edredón en comparación con una colcha es que puede llenar la funda con cualquier tipo de edredón que requiera la temporada, o incluso utilizarla sin relleno en los meses de más calor.

Número de hilos, ¿eso que es?

El número de hilos es un atributo común que se utiliza para describir la ropa de cama. Representa el número de hilos por centímetro cuadrado de tela. Tradicionalmente, un mayor número de hilos significaba un tejido de mayor calidad, pero eso no es del todo cierto. Últimamente se está poniendo muy de moda en publicidad utilizar esa medida como elemento para diferenciar la calidad entre unas telas y otras, pero no existe una relación directa entre el número de hilos de que se componen unas sábanas con su calidad. Lo que realmente importa es la calidad de los hilos que las conforman

Ropa de cama como decoración

Ya sabemos que las camas de revista son muy difíciles de conseguir y, sobre todo, de mantener tan perfectas. Pero evitar el aspecto frío y estéril de una cama de hospital no es difícil, sólo tienes que jugar con los colores o estampados y elementos como mantas, cojines y almohadas para realzar la estética de tu cama.

Hoy en día existen modelos de fundas nórdicas y sábanas de todos los estilos que puedas imaginar, con diseños florales, estampados de fotografías, temática animal, dibujos infantiles, motivos geométricos o los colores lisos de siempre, pero que tan buenos resultados pueden darnos si los sabemos combinar.

Busca el ajuste ideal

Que el tamaño de las sábanas sea perfecto influye mucho, cuando las prendas quedan cortas deslucen, generan fricción y provocan arrugas poco naturales; cuando las prendas son muy grandes, dan una sensación de dejadez.

Una colcha, una funda nórdica o un edredón debería ser entre 60 y 90 cm más grande que tu colchón. Según esto las medidas ideales para cada tipo de cama son:

  • Cama de 90 cm o 105 cm: 150×220 cm
  • Cama de 135 cm: 220×220 cm
  • Cama de 150 o 160 cm: 240×220 cm
  • Cama de 180 cm: 260×220 cm
  • Cama de 200 cm: 290×220 cm

En cuanto a las sábanas bajeras, el tamaño viene indicado en las mismas medidas que los colchones, es decir, si tienes un colchón de 135 x 190, tu sábana bajera deberá ser de 135 x 190. Eso sí, tienes que fijarte en la altura de la sábana ya que hay colchones más altos que otros.

En lo que se refiere a las sábanas encimeras, el tamaño también depende del colchón, pero siempre deben ser de mayor tamaño que éste para no quedarte corto.

  • Cama de 90 cm y 105 cm: las medidas de sábanas encimeras deben ser de 160×290 cm y 190x290cm respectivamente.
  • Cama de 135 cm: las sábanas encimeras deben ser de 210×290 cm.
  • Cama de 150 cm y 160 cm: para ambos tipos de cama debes elegir encimeras de 240×290 cm.
  • Cama de 180 cm: las medidas de sábanas son de 270×290 cm.
  • Cama de 200 cm: las medidas de sábanas deberán ser de 290×290 cm.

En el próximo artículo, dedicado a las almohadas y cojines, te daré más detalles sobre los distintos tamaños de almohadas y sus fundas.

¿Qué tipo de material elegir?

Siempre que puedas, elige el algodón. Es el tejido más versátil, cálido en invierno y fresco en verano. Es transpirable y ofrece mayor suavidad y confort.

Otra opción muy recomendable es la combinación del algodón y el poliéster, más económicas que las anteriores, muy resistentes, fáciles de planchar y de secado rápido.

También habrás oído hablar de percal, satén y franela, pero ¿sabes que es cada una?

El satén de algodón es suave, brillante lo que le confiere un aspecto lujoso y además es fácil de planchar.

El percal de algodón es ligero pero firme, también es suave y puede lavarse con mucha facilidad.

La franela de algodón es muy suave al tacto y extremadamente cálida lo que la hace ideal para nuestra ropa de cama en invierno. 

La ropa de cama debe ser funcional

Para que elijas ropa de cama confortable en Balui Home te aconsejamos: 

  •  Fijarte en el precio. A la hora de hacer la comparación, no te fijes solo en el número de hilos por centímetro cuadrado, sino también en la calidad de los hilos. Dos productos con el mismo número de hilos pueden venderse a precios muy distintos.
  •  Seleccionar prendas que sean suaves. No deben rozar, irritar o aferrarse al cuerpo, especialmente con la humedad.
  •  Seleccionar prendas con cualidades termoaislantes. Elige prendas diseñadas con materiales que mantengan la temperatura de tu cuerpo (a través de la termorregulación) y la salida de humedad. Los textiles hechos a base de algodón son ideales para ello. 

Si te ha gustado el artículo compártelo y deja tu comentario más abajo. Estaré encantado de leerte.

Ignacio Baile
Ignacio Baile

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.